Cuando vemos que un escolar comete determinados errores en la escritura, solemos dirigir nuestro pensamiento desde casa y también en muchas ocasiones desde el aula, hacia algo muy concreto: Dislexia. No obstante, existen otras muchas dificultades que debemos conocer. En esta entrada te contamos qué es la disortografía y cómo puedes identificarla. 

Definición de disortografía

¿Qué es la Disortografía?

Podríamos definir disortografía como una dificultad (acusada y constante) que se observa en los escolares, consistente en la dificultad para mantener el contenido de las palabras, cometiendo diferentes errores de omisión, agregados, sustituciones, confusiones y rotaciones. 

La escritura disortográifca puede observase en todos los cursos de la Educación Obligatoria, es decir, no sólo es esperable en los momentos iniciales del aprendizaje escritor, si bien es cierto, que suele ser en éstos cuando comienza a observarse. Si no se reeduca, se mantendrá estable durante los siguientes años de escolaridad y cada vez se observarán errores más marcados y más presentes.

Disortografía y mala letra

La mala letra y la Disortografía no están relacionadas. Cuando observamos mala letra, puede ser simplemente mala letra o Disgrafía, tal cómo comentábamos en nuestro post en el que explicamos qué es la disgrafía. 

Por tanto, no debemos confundir ambos conceptos (que muy comúnmente se entienden como sinónimos) ya que hacen referencia a aspectos realmente diferentes y, por tanto, a orígenes y planes de intervención distintos.

Es posible que un escolar presente, además de Disortografía, un componente disgráfico o viceversa. En este caso la intervención tendrá que ir enfocada a la reeducación de ambos aspectos. 

A modo de repaso, vamos a recuperar algún contenido de nuestra entrada acerca de la disgrafía:

¿Cómo identificar la Disortografía?

En la Disrotografía existen algunas características que suelen estar presentes. No tienen por qué darse todas ellas en el mismo escolar ni en absolutamente todas las palabras, pero sí debe tratarse de errores habituales durante un periodo de tiempo prudente. Los errores más habituales son los siguientes:
*para el uso de todas las muestras que se presentan a continuación se ha pedido autorización. 

Disortografía y error de Rotación de letras

Uno de los errores que más habitualmente lleva a familiares y en muchos casos docentes a hablar de Dislexia, cuando no se trata de ella. La rotación de letras constituye un error que en ocasiones se debe principalmente a dificultades en las dominancias laterales, así como a problemas en orientación espacial o esquema corporal. En algunos casos es una cuestión evolutiva, en otros hay que trabajar en ello para lograr eliminar este error en la escritura

Disortografía y error de Confusión

Los errores de confusión se observan en los escolares que escriben una letra que guarda similitudes a nivel fonológico (sonido) entre una y otra. En estos casos hay que realizar una buena valoración de los procesos de integración auditiva, ruta fonológica y tareas de conversión grafema-fonema. En muchas ocasiones estos errores se deben a dificultades en estos campos. 

Disortografía y error de Omisión

En muchas ocasiones podemos observar omisiones esporádicas, normales incluso en adultos que no presentan ninguna dificultad escritora.  En el caso de constantes y frecuentes omisiones, podemos encontrar dificultades de integración visual, organización espacial (continuidad) y de conciencia fonológica. 

Disortografía y error de Inversión

Los errores de inversión se confunden en muchos casos también con Dislexia. En este caso el problema observado tiene su origen en dificultades en la organización espacial, generalmente por dominancias laterales no asentadas o no definidas, además de problemas en conciencia fonológica y conciencia semántica. Es muy importante hacer una buena valoración de todos estos campos para poder corregir estas dificultades.

Disortografía y Agregados

De forma contraria a cómo sucede con las omisiones, en los agregados se añaden letras que no forman parte de la palabra a escribir. En una gran parte de las ocasiones, los agregados constituyen “apoyos” fonológicos a la palabra y pasan a formar parte del repertorio fonológico de la misma a nivel semántico, es decir, se integra en la misma. Es preciso hacer una valoración de audición (recomendada la logoaudimetría) para descartar errores de base orgánica, así como la integración auditiva y la conversión fonema-grafema.

Disortografía y Sustituciones

Los errores de sustitución, por lo general, se presentan cuando un escolar cambia en la escritura determinados fonemas por otros que pueden sonar o aparentar sonar de forma similar. 

En estos casos es importante valorar desde la integración auditiva y la audición, hasta los procesos de integración visual, eficiencia visual, agudeza visual, conversión fonema – grafema y conciencia fonológica. 

¿Cuál es la diferencia entre Disortografía y Dislexia?

Pese a que la diferencia es más que evidente para los profesionales de la Psicopedagogía, PTs y otros profesionales familiarizados con dificultades de aprendizaje, la gran mayoría entiende como Dislexia justo lo que acabamos de presentar. Por ese motivo es de real importancia indicar que mientras que la Disortografía presenta los aspectos mostrados, de la Dislexia podemos destacar los 3 siguientes aspectos diferenciales:

  • Consistir en una dificultad de aprendizaje que se focaliza en dificultades lectoras pudiendo trasladarse a aspectos ortográficos y al lenguaje verbal.
  • Presenta una importante dificultad para el deletreo de palabras.
  • Elevada complicación para la memorización y para la identificación de palabras escritas por muy familiarizado que el escolar pueda estar con ellas.

El escolar con disortografía, salvo que concursen dificultades lectoras específicas, no presentará problemas a la hora de leer. 

¿Cómo diferenciar entre una dificultad lectoescritora y otra?

Hemos preparado un sencillo mapa de toma de decisiones para poder ir por el buen camino en nuestras impresiones. Es muy importante que este proceso sea llevado a cabo por un profesional con experiencia en las dificultades lectoescritoras. En caso de necesitar ayuda para lograr identificar la situación que pueda preocuparte, no dudes en contactar con nosotros. 

Si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales: