Hemimodelos y hemicampos

Hemimodelos y hemicampos

Por medio de actividades denominadas hemimodelos, hacemos referencia a aquellas que, con la finalidad de estimular la lateralidad y la organización espacial, fomentan la construcción mental de una forma en espejo a nivel ideatorio, a fin de completar la acción. 

Estas actividades se presentan de forma gradual, en base al punto de partida observado tras la evaluación. Nos ayudan a:

  • Fortalecer el esquema corporal: a partir de los conceptos arriba, abajo, derecha e izquierda. 
  • Definir la lateralidad: a través de los movimientos en espejo, los niños con la lateralidad no definida, lograrán, progresivamente y junto a otras actividades específicas, definir sus dominancias visuales y de miembros superiores. 
  • Estructurar la organización espacial en base a diferentes categorías:
    • Vecindad y separación: cercanía entre objetos y del niño con los mismos. 
    • Continuidad: Gracias a las referencias de apoyo espacial (puntos que aparecen en la hoja de trabajo),  estimulamos la continuidad de las formas a trabajar.
    • Tamaño
    • Dirección
    • Situación
    • Orientación

Aplicación Neuropsicológica

El sistema visual es esencial a la hora de lograr una aplicación neuropsicológica de estas actividades, pues vamos a pretender partir de las mismas, a fin de lograr los objetivos ya planteados anteriormente, realizar una estimulación de los procesos visoperceptivos. 

En base a la situación de partida en cada caso, vamos a simular situaciones de visibilidad condicionada para trabajar con dichas formas en situación de visión parcial y alternando miembro superior izquierdo y miembro superior derecho. 

La continuidad de estas actividades durante el tiempo entre sesión y sesión es esencial de cara a estimular los procesos perceptivo-visuales, así como la lateralidad y la organización espacial. 

Otras aplicaciones

No cabe la menor duda que las actividades, en general, pueden ser muy versátiles en función del objetivo perseguido. Con estas actividades logramos un impacto importante en otras áreas tales como:

  • Atención visual.
  • Coordinación visomotora
  • Planificación.
  • Praxias.
  • Atención sostenida.
  • Tareas monitorización 
  • Tareas de tapping.
Si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *