La atención dividida

¿A QUÉ NOS REFERIMOS CON ATENCIÓN DIVIDIDA?

La atención, ya lo hemos escrito en diferentes entradas de nuestro blog así como en diferentes publicaciones (todas aquellas relacionadas con la atención) constituye un constructo realmente amplio. 

La atención tiene diferentes componentes y, en este caso, vamos a trabajar el componente “dividido” de la atención. Por atención dividida entendemos a la cualidad que tienen nuestros procesos atencionales por la cual, nuestro cerebro, es capaz de atender a diferentes estímulos de forma simultánea, así como llevar a cabo dos tareas paralelas a la vez. ¿Complicado? Sí, pero solemos realizar tareas divididas varias veces a lo largo de nuestro día. 

 En muchas ocasiones comprendemos la atención divida como que ésta se divide en sí y una parte de la misma se dedica a un estímulo o tarea, y otra parte a otra. No es del todo correcto. Nuestra atención es una, ante un abanico de estímulos plural, deja de ser un único estímulo el que requerirá la atención, necesitando dividir nuestra capacidad atencional para procesar todos ellos de forma paralela.

Es muy importante reseñar que, para que se hable de atención divida, debemos presentar un único foco atencional. En caso de contar con más de un único foco atencional, estaríamos hablando de atención alterna, a la que dedicaremos otro espacio específico en nuestro blog más adelante. 

IMPORTANCIA DE LA ATENCIÓN DIVIDIDA EN LAS DIFICULTADES DE APRENDIZAJE

La atención dividida está muy presente en nuestro día a día, y en la escuela también lo está. 

SITUACIÓN DE AULA -> El foco atencional es la explicación del profesor. El estudiante divide su esfuerzos atencionales prestando atención al discurso del docente, a la pizarra, al libro de texto y otros elementos tales como tablet, smartphone, etc  (siempre que éstos sean usados con el fin de comprender la explicación. Si éstos fueran usados para ver redes sociales, mensajería instanánea o cualquier otra cosa, ampliaríamos a dos focos atencionales en un ejemplo de atención alterna). Un escolar con dificultades en la atención dividida, o bien se perderá ante los diferentes estímulos o se quedará únicamente “enfocado” en uno de ellos. 

OPERACIONES MATEMÁTICAS -> Sin obviar la competencia de otras instancias esenciales tales como memoria de trabajo, respuesta 

automática y resolución de problemas, sin duda la atención dividida juega un papel determinante en la competencia matemática: operaciones con llevadas (ya no sólo debo llevar a cabo la operación que se me pide, si no que además tendré que sumar  y restar). Las posibles dificultades en atención dividida, llevarán a los estudiantes a cometer una gran cantidad de errores en aquellas operaciones secundarias a la principal (“Mi hijo sabe multiplicar perfectamente, comprende el procedimiento, se sabe de maravilla todas las tablas, pero luego se equivoca siempre en los resultados…” sería un ejemplo de testimonio de padres con un hijo que comete errores por una dificultad en la atención dividida)

 DESCRIPCIÓN Y EXPRESIÓN ESCRITA->  nuevamente nos encontramos ante una tarea secundaria a la escritura. Las dificultades en atención dividida pueden llevar a cabo grandes manifestaciones en la expresión escrita. En ocasiones, un estudiante que habitualmente no comete errores ortográficos, cuando tiene que expresar por escrito una idea, realizar una descripción de un paisaje conocido, realizar una narración en base a unas normas, encuentra grandes dificultades que pueden traducirse en llevar a cabo una gran cantidad de incorrecciones gramaticales, ortográficas, o cuidar dichos aspectos formales, pero obtener un rendimiento inferior en la tarea principal propuesta. 

No confundamos la atención dividida con la atención alterna. La presencia de uno o dos focos atencionales será la clave para saber qué tipo de atención está entrando en juego

¿PUEDE ESTIMULARSE LA ATENCIÓN DIVIDIDA?

No cabe la menor duda: sí. Su estimulación es esencial y ofrece grandes resultados en un tiempo relativamente corto, siempre en función de la implicación de la persona con la que estamos trabajando y de la adhesión al trabajo de continuación realizado.

Suele tratarse de tareas divertidas, de marcado carácter lúdico, que se presentan a modo de retos y “enganchan” rápidamente a niños y adolescentes. En el mundo actual, contamos con una gran infinidad de posibilidades a través de aplicaciones móviles, realidad virtual y realidad aumentada. 

Si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *