¿Qué es el Trastorno Específico del Lenguaje? 

El trastorno específico de lenguaje es un trastorno de comunicación que obstaculiza el desarrollo de las habilidades del lenguaje en personas que no tienen pérdida de audición o discapacidad intelectual. Este trastorno puede afectar al habla, la escucha, la lectura y la escritura.

Es uno de los trastornos del desarrollo más frecuentes y afecta aproximadamente al 7% y el 8% de los niños en edad escolar, prolongándose en la adolescencia pudiendo dejar secuelas en la edad adulta. 

Es conveniente diferenciarlo de otras dificultades específicas del lenguaje. Aquí puedes ver algunos signos de alarma en la adquisición del lenguaje.

¿Por qué un niño puede tener Trastorno Específico del Lenguaje? 

La causa de este trastorno es aún desconocida, pero hay recientes descubrimientos que hablan sobre un fuerte vínculo “familiar” (conductual o genético). Es muy probable que los niños con trastorno específico del lenguaje tengan algún familiar que también haya tenido dificultades o retraso en el habla.  

¿Cómo puedo saber si mi hijo presenta TEL? 

El trastorno específico del lenguaje es un trastorno heterogéneo y su manifestación se puede dar de diferentes maneras. Es por esto, que no hay dos personas en las que las características de del Trastorno Específico del Lenguaje se de observen de igual forma. A pesar de esto, podemos encontrar características que suelen ser comunes: 

  • Retraso en la adquisición del lenguaje. Los niños a menudo empiezan a hablar tarde, llegando a no pronunciar ninguna palabra hasta los 2 años de edad. 
  • Lenta adquisición del lenguaje. Es común que los niños con este trastorno comiencen a hablar sin que se les entienda, teniendo dificultad para aprender nuevas palabras y conversar. 
  • Dificultad para seguir instrucciones
  • Uso limitado de oraciones complejas
  • Dificultad para encontrar las palabras adecuadas
  • Problemas de lectura y ortográficos. 
  • Dificultad para seguir una conversación, incluso iniciada por ellos. 

¿Cuáles son los diferentes tipos de Trastornos Específicos del Lenguaje? 

Existen diferentes tipos dentro del trastorno específico del lenguaje: 

  1. Trastorno del lenguaje expresivo 

En este caso los niños y niñas presentan algunas limitaciones en la producción del lenguaje sin problemas de comprensión. La producción del lenguaje se desarrolla de una manera fluida, pero puede ser complicado comprender lo que dicen. 

2. Trastorno mixto del lenguaje expresivo-receptivo o fonológico-sintáctico 

Es muy probable que presenten dificultades en la producción o expresión. En este caso, los niños y niñas tienen dificultades tanto en el habla, como en su elaboración y comprensión. 

3. Trastorno del proceso central de tratamiento y de la formación 

En este caso los niños y niñas tienen una sintaxis alterada, incluso en ocasiones con un ligero tartamudeo. La comprensión del lenguaje también se puede ver alterada por dificultades de sintaxis y a la literalidad del lenguaje. 

¿Cuál es el pronóstico del Trastorno Específico del Lenguaje? 

La duración y el seguimiento de los trastornos del lenguaje depende de la severidad, dimensiones del lenguaje afectadas, patrones de adquisición y de la asociación con otros déficits. También se debe tener en cuenta la calidad del entorno en el que se desarrolla el niño y la terapia del lenguaje que reciba.  

En líneas generales, cuantas más áreas de funcionamiento lingüístico o comunicativo estén afectadas puede ser peor el pronóstico. Es por esto, que los niños que solo presentan dificultades fonológicas sin verse afectadas otras dimensiones, tienen una mejor evolución. 

¿Cómo se detecta el TEL? 

Es difícil identificar este trastorno antes de los tres años, e incluso a esa edad es necesario esperar para tener una buena evaluación. Cuando se ve que el lenguaje verbal se demora debemos descartar otro tipo de causas mediante una evaluación del lenguaje, antes de poder afirmar este trastorno. 

Lo primero que debemos hacer es descartar causas del déficit del lenguaje y una vez descartadas, la evaluación se debe centrar en valorar la comprensión y expresión, y en explorar las dimensiones afectadas como la fonológica, léxica, morfosintáctica, y semántica. 

Una buena evaluación debe descartar hipótesis alternativas e iniciar el tratamiento lo antes posible. 

¿Cuál es el mejor tratamiento para el Trastorno Específico del Lenguaje? 

El tratamiento debe ser intenso y constante. Debe estar basado en los resultados de la evaluación que se ha realizado de manera coordinada con las familias y los profesionales implicados. 

Podemos observar diferencias entre un retraso del habla y un trastorno específico del lenguaje. El niño que tiene un retraso del habla y recibe atención específica de intervención en el lenguaje durante un tiempo, suele mejorar con rapidez. En cambio, las dificultades de un niño con trastorno específico del lenguaje persisten a pesar del tratamiento. 

Además, como ya vimos, en el trastorno específico del lenguaje están afectados uno o varios aspectos funcionales. 

La intervención debe integrarse en el contexto escolar y en el contexto comunicativo habitual que tenga el niño. Es por esto, que se debe hacer partícipe a la familia y a la escuela en coordinación con el psicopedagogo.  

Dentro de la familia se debe favorecer la interacción comunicativa y acompañar el habla con comunicación no verbal o dibujos. 

También, sería conveniente el uso de actividades variadas y juegos divertidos que estimulen el lenguaje tanto en el colegio, en casa o con en el gabinete psicopedagógico. 

En la etapa escolar,  debemos continuar con la intervención específica y además centrarnos en un aprendizaje de la lectoescritura que tenga en cuenta las dificultades descritas. Es probable que el niño con TEL  presente dificultades en este ámbito, por lo que necesitará apoyo especializado de manera constante con varias sesiones a la semana. Además, se deberá hacer una adaptación curricular individualizada

Para finalizar, es muy importante hablar del aspecto social del lenguaje. Estos niños pueden sentir el olvido y el rechazo de compañeros y amigos al no saber expresarse de una forma correcta o como ellos desearían. Esto puede afectar en su autoestima y por lo tanto en su forma de relación con los demás y consigo mismos. 

Artículo escrito por

Mónica Jiménez Área 44

Mónica Jiménez

Maestra especialista en dificultades de aprendizaje

Mónica Jiménez es Maestra especialista en Dificultades de Aprendizaje. Lleva a cabo su actividad en el campo de Apoyo Escolar Especializado.

Si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales:

Leave a comment