Pauta de escritura “M”

Dando lógica y forma a las palabras

A la hora de completar con letras un papel, entran en juego una gran cantidad de recursos que, en ocasiones, los escolares no presentan asentados como cabría esperar por su edad cronológica o curso escolar. 

Por este motivo, hemos desarrollado la PEM (Pauta de Escritura “M), consistente en una tabla con espacios alineados de forma paralela para que los estudiantes, una vez tratados aspectos básicos de lateralidad y organización espacial, comiencen a trabajar. 

Comenzamos a usarla a finales de 2016 tras un proceso de investigación a fin de encontrar un método que aunara las áreas de lateralidad, organización espacial y esquema coporal y que pudiera combinarse con la disposición en el papel y facilitara la escritura a estudiantes de Educación Primaria.

Sí, en realidad se trata de una innovación realmente sencilla, lo interesante se encuentra en el uso y en las diferentes variantes que pueden llevarse a cabo. 

Establecemos diferentes niveles de pauta de escritura:

  • PEM 1: Es la pauta más ancha y más alta. Después tenemos diferentes variables dentro de ésta de cara a organizar el trabajo entre letras y palabras. 
  • PEM 2: Algo más reducida de altura, también con variantes para el trabajo de estructura entre letras y palabras, y con menor rigidez de cara al apoyo.
  • PEM 3: No presenta rigidez alguna, siendo más complejo su trabajo. Es la situación más similar a la escritura sin apoyo. 

Posteriormente entran en juego posiciones de la propia PEM, del papel, de la mano, del niño, etc. En estas variables se gana todo el valor cualitativo que permite avances significativos. 

Logros obtenidos

El trabajo con PEM ofrece buenos resultados, por eso seguimos perfeccionando el modelo de trabajo y las diferentes opciones que nos ofrece. 

Dejamos a continuación un ejemplo de reeducación escritura con PEM.

Muestra recogida al inicio del trabajo con un estudiante.
Mismo estudiante 5 meses después del trabajo de reeducación con PEM

Este trabajo quedaría huérfano si no se atendieran a otras áreas esenciales como la coordinación visomotora, segmentación de miembros, lateralidad, organización espacial, esquema corporal, propiocepción, etc. 

Si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *