En los últimos años, el aumento de la lectura a través de diferentes dispositivos ha aumentado de forma exponencial, observándose un incremento del 37% en su uso con respecto a la etapa prepandemia, por eso, Carla Cortés nos explica en este artículo cómo mejorar la lectura digital. 

¿Qué es la lectura digital?

Es aquella lectura que se realiza en línea o en formato digital a través de dispositivos como ordenadores, ebooks, tablets, móviles, etc.

Uno de los beneficios que presenta es que ha hecho que la lectura sea más fácil y accesible, sobre todo para aquellas personas que presentan dificultades en la misma.

¿Cómo mejorar la lectura digital? 

Como se ha mencionado antes, esta lectura supone un beneficio para las personas que presentan dificultades de lectura, de atención, etc.; como puede ser la dislexia o el TDAH 

Uno de los aspectos más importantes para favorecer la lectura en línea es cuidar la presentación de los textos, atendiendo a diversos elementos: 

1.Tipografía: 

Se recomienda usar fuentes de palo seco y sin cursiva como pueden ser Arial, Comic Sans y Verdana entre otras. Además, se han diseñado fuentes especificas para personas con dislexia como EasyReading, Sylexiad, Dyslexie y OpenDyslexic; este tipo de fuentes tienen en común la diferenciación de letras entre sí, comparándolas con las normales, sin embargo, estas fuentes no siempre disponibles. 

2.Tamaño de la fuente: 

Este aspecto también es importante para la legibilidad del texto, ya que, por ejemplo, en las personas con dislexia el tamaño crítico, es decir, aquel con el que empieza a disminuir la legibilidad, es más alto. Por ello, siguiendo diversos artículos, se recomienda un tamaño de 18 puntos para pantallas de 17 pulgadas. 

3.Colores: 

En cuanto a los colores, no se recomienda utilizar un texto negro puro con un fondo blanco puro por su alto contraste, ya que muchas personas son sensibles al brillo.  Por eso, el fondo debe ser distinto al blanco, pudiéndose utilizar colores cálidos -como tonos crema o gris claro– que favorecen la legibilidad.  

4.Espaciado e interlineado: 

Los textos con un espaciado mayor al estándar conllevan mayor velocidad lectora y una disminución de los errores. 

Por otro lado, los interlineados muy pequeños y muy grande pueden perjudicar la comprensión del lectora/a; recomendándose así usar un interlineado de 1,3 o 1,5. 

5.Anchura del párrafo: 

La anchura del párrafo también puede influir en la legibilidad del lector. Se debe usar una longitud de línea que contenga entre 60 y 70 caracteres, evitándose así frases largas. 

Artículo escrito por

Carla Cortés Área 44

Carla Cortés

Pedagoga y Psicopedagoga

Carla Cortés es Pedagoga y Psicopedagoga. Desarrolla tareas de Intervención Psicopedagógica y Apoyo Escolar.

Leave a comment