¿Qué es la memoria sensorial? 

La memoria sensorial es considerada como un proceso en el que se almacena durante unos segundos información auditiva, gustativa, sensorial, visual táctil u olfativa. Dicha memoria retiene y procesa información sensorial de manera instantánea desde que se percibe un objeto. 

Además de ser una respuesta automática a un estímulo sensorial, cuyo control es inconsciente, registra instantáneamente la llegada de un determinado estímulo. 

Tipos de memoria sensorial 

Existen tres tipos de memoria sensorial: 

La memoria sensorial icónica 

También llamada memorial visual, consiste en la capacidad de recordar objetos y detalles de un hecho o entorno en segundos. Llevan consigo procesos que permiten interpretar y analizar lo sucedido. 

La memoria sensorial háptica 

También llamada memorial táctil, es aquella que a partir del contacto de estímulos con la piel se activa. Trabaja de manera coordinada con los músculos, articulaciones y tendones, por lo tanto, en dicha memoria se encuentran implicadas la propiocepción y la interocepción.  

A través de la memoria háptica somos capaces de registrar y reconocer objetos mediante el tacto y la interacción con ellos. 

La memoria sensorial ecoica 

Llamada también memoria auditiva, es la encargada de interceder entre el recuerdo y estímulo auditivo. Permite la discriminación y reconocimiento de los sonidos, además, esta memoria es imprescindible para la comprensión del lenguaje. 

¿Cuánto dura la memoria sensorial?: 

La memoria sensorial se caracteriza por actuar como una “foto instantánea” que se destruye y se reemplaza por otra tan pronto como se captura. Si bien la memoria sensorial es muy precisa y puede almacenar copias de cualquier tipo de estímulo sensorial, solo puede retener información durante 1 o 2 segundos.  

Si la información no se dirige a la memoria a corto plazo, que puede retenerse durante pocos minutos, se pierde de forma permanente. 

Estimulación sensorial 

La importancia de la estimulación sensorial 

Estimular la memoria sensorial desde la etapa infantil es fundamental para el desarrollo del cerebro de los más pequeños. Dado que durante este periodo su cerebro está en crecimiento será muy importante la estimulación sensorial para permitir la creación de sinapsis y fomentar la creación de circuitos cerebrales. Durante esta etapa lo infantes aprenden a partir de sus sentidos y exploración a través de ellos. 

Gracias a la estimulación sensorial en niños se consiguen múltiples beneficios como:  

Fomento de las relaciones entre iguales y adultas de manera positiva, favorece un clima motivador para la exploración, interacción, comunicación y movimiento sobre diversos espacios, la coordinación y concentración mejoran, suscita la comunicación verbal, mejora el pensamiento lógico, beneficia la percepción de estímulos de su entorno, promueve mejoras en el desarrollo físico y emocional y ofrece alternativas nuevas de captación de la atención en contextos educativos. 

Actividades sensoriales para niños 

A continuación, se ofrece una serie de actividades fáciles de llevar a cabo, destinadas a la estimulación sensorial. 

Actividades para la estimulación visual: 

  •  Colocar una pequeña cuerda sobre el suelo en línea recta y con los ojos tapados caminar sobre ella. 
  • Con los ojos tapados reconocer objetos sin mirarlos. 
  • Dibujar sobre un papel con los ojos vendados. 

Actividades para la estimulación Olfativa: 

  •  Reconocer olores y aromas con los ojos tapados. 
  • Emparejar distintos botes que tengan los mismos olores. 

Actividades para la estimulación Auditiva: 

  •  Identificar sonidos de instrumentos con los ojos vendados. 
  • Emparejar sonidos a partir de parejas de pequeños botes que tengan los mismos materiales que hagan que suenen igual. 
  • Diferenciar objetos que hagan o no sonidos. 

Actividades para la estimulación Gustativa: 

  •  Identificar y reconocer alimentos sin verlos. 
  • Diferenciar sabores de distintos alimentos: salado, dulce, amargo… 

 

Actividades para la estimulación Táctil: 

  •  Ofrecer una variedad de distintos objetos que tengan diferentes texturas, formas y tamaños para que puedan manipularlos. 
  • Dejar que manipulen alimentos con las manos. 
  • Experimentar y moldear plastilina, teniendo que hacer determinadas formas, o bien de manera libre. 
  • Masajear distintas partes del cuerpo. 
  • Andar descalzo sobre diferentes texturas. 

Artículo escrito por

Blanca Rivas Área 44 Servicios Educativos

Blanca Rivas

PEDAGÓGA Y MAESTRA

Blanca Rivas lleva a cabo funciones de Psicopedagogía y Apoyo Escolar Especializado en Área 44

Leave a comment