Descubre los mejores juegos y juguetes para regalar en Navidad o en cualquier otra época del año a niños entre 0 y 24 meses. En este artículo «Atención Temprana: Juegos y Juguetes para estas Navidades» te contamos TODO sobre juegos y juguetes en base a los patrones evolutivos. 

¿Qué es la atención temprana?

La atención temprana tiene como objeto velar por un desarrollo global del niño en todas sus áreas. Trabaja para fomentar y estimular las habilidades, destrezas y competencias de los niños desde los 0 hasta los 6 años. Una de las formas más óptimas de estimulación temprana es el juego.

El juego es un método de aprendizaje a través del cual los niños pueden descubrir y observar el mundo que les rodea. Por esa razón, es importante saber elegir correctamente el tipo de juguete adecuado para cada niño.

Para que un juguete cumpla la función de ser educativo se deben tener en cuenta aspectos tales como que esté adaptado al nivel de desarrollo evolutivo (cognitivo, conductual y afectivo social) del niño, que cumpla con todas las medidas sanitarias para que sea seguro y por último que fomente la creatividad y estimule los sentidos.

Para analizar si un juguete está adaptado al nivel de desarrollo evolutivo vamos a considerar las etapas de Piaget. En este caso en concreto, como el rango de edad se sitúa entre los 0 a los 24 meses, la etapa correspondiente sería la denominada Periodo Sensorio-motor. Esta última se caracteriza por el desarrollo de los sentidos. Por ello, toda actividad lúdica debería tratar de estimular el tacto, la vista y el oído.

Juegos educativos para atención temprana por edades para regalar estas navidades:

Vamos a analizar la actividad lúdica desde los 0 hasta los 24 meses, teniendo en consideración los hitos evolutivos del desarrollo mencionados en el protocolo del niño sano.

De 0 a 6 meses. En estos momentos los bebés aún no tienen desarrollados todos los sentidos. El sentido de la vista está formándose, puesto que no enfocan correctamente y su visión es borrosa. Sin embargo esto no ocurre con el sentido del oído, ya que desde la semana 25 de gestación el bebé escucha y logra reconocer la voz de su mamá. Respecto al movimiento éste está muy limitado. Por todo lo anterior, los juguetes deberían tener sonidos y colores suaves pero no demasiado llamativos. Los colores suaves producen una sensación de calma, por lo que introducirlos en los juguetes de cuna, es una buena opción. Además de los juguetes de cuna, debemos añadir los sonajeros, peluches blandos, libros de tela que contengan diferentes texturas, colores y sonidos y por último los denominados peluches de apego, como son los doudou, en los cuales sería conveniente que tengan impregnados el olor de su madre, además de los peluches térmicos para que sienta el calor como si fuese la temperatura corporal que desprende su mamá.

 

De 6 a 12 meses. Aquí los niños ya pueden mantenerse sentados, tienen adquirida la habilidad de poder coger objetos con sus manos, agitarlos y tirarlos al suelo. Por ello los juguetes deberían ser muy manipulativos. Además están en la fase de interesarse por el mundo que les rodea, por lo tanto los juguetes deberían tener diferentes colores y sonidos llamativos. Una buena opción serían pelotas y todo tipo de juguetes que contengan sonidos

De 12 a 18 meses. En estos meses los niños destacan porque ya saben caminar, empiezan a vocalizar e incluso usan unas 20 palabras. Se debería apostar por juguetes manipulativos tales como encajar piezas, puzzles y construcciones

 

De 18 a 24 meses. En estos meses los niños empiezan a formar frases de dos palabras como “mamá agua”, reconocen un total de 100 palabras, son capaces de tener un total control corporal ya que corren y saltan sin necesidad de apoyo y comienzan a imitar a los demás, es decir usan el juego simbólico. Por ello los juguetes deben incitar al movimiento como bicicletas; muñecos para ejercitar el juego simbólico; torres de piezas, plastilina y juegos donde se introduzcan bolas en agujeros . Esto último tiene el objetivo de ejercitar la psicomotricidad fina.

Cómo hemos podido observar durante la lectura del artículo, en edades tempranas la herramienta más eficaz para estimular los sentidos y producir un aprendizaje es el juego. Debido a que éste les resulta motivante y divertido hasta tal punto que se quedan inmersos en él durante un largo periodo de tiempo. Aunque no debemos olvidar que no toda la actividad lúdica es apta para todas las edades y siempre debe estar supervisada por un adulto.

Artículo escrito por

Celia Martín Área 44

Celia Martín

Pedagoga

Celia Martín es Pedagoga y desarrolla tareas de Reeducación Pedagógica y Apoyo Escolar.

Leave a comment