Síndrome de Asperger y Habilidades Sociales

Si te has preguntado qué relación existe entre el Síndrome de Asperger y las Habilidades Sociales, has llegado al sitio apropiado. En esta entrada, Lola Urbano nos cuento los aspectos más relevantes al respecto.

¿Cómo socializa un Asperger? 

Es importante observar los patrones de juego social en niños con Síndrome de Asperger, ya que suelen tener una capacidad intelectual general normal, pero su concepto de amistad es más reducido. Por ello, se deberá evaluar si existe una buena comprensión sobre dicho concepto. Estos niños suelen elegir amistades que encajan con su nivel madurativo, es decir, amigos más jóvenes. 

Podemos encontrar diferentes etapas y diferencias cualitativas en ellas por las que estos niños pasan: 

  • Primera etapa: El niño con Síndrome de Asperger prefiere disfrutar solo e incluso disfruta más interactuando con los adultos que con sus iguales. El juego se considera constructivo, pero no interactivo a nivel social, ya que son capaces de centrarse mucho más en jugar con los juguetes que se les presentan, a interactuar con sus compañeros. Además, estos niños saben cómo tiene que ser su modelo de juego, pero no saben comunicarlo a los demás de manera correcta.  

Por otro lado, algunos conceptos como compartir o esperar turno entre otros, solo los manifiestan con los adultos. El tipo de juego es egocéntrico ya que suelen evitar jugar en grupo para así poder mantener el control. Por ello, tienen dificultades a la hora de socializar y su frustración y ansiedad puede conducir a la agresión.   

  • Segunda etapa: En esta etapa el niño con Síndrome de Asperger quiere comenzar a unirse a los grupos, pero aún no dispone de las habilidades sociales necesarias. Suelen ser conscientes de la falta de amigos, y por ello, pueden sentir cierta ansiedad al ver que no saben cómo interactuar adecuadamente. Cabe destacar que durante esta etapa suelen ser bastante posesivos e intensos con las amistades que eligen, y no son capaces de entender que “su amigo” también quiere jugar con otros compañeros.  En esta etapa, los juegos son más complejos y los niños con Síndrome de Asperger pueden ser muy emocionales si pierden, ya que siempre quieren ganar o ser los primeros. 
  • Tercera etapa: Durante esta etapa, los niños con Síndrome de Asperger tienen muchas dificultades para gestionar las relaciones con sus amistades y comprender sus pensamientos y emociones. 
  • Cuarta etapa: En esta última etapa, estos niños tienen dificultades a la hora de encontrar a alguien con los mismos gustos, ideas y experiencias. Cabe destacar otra característica importante de esta etapa, en la que se debe hacer mucho hincapié en la higiene personal y el cuidado del aspecto para evitar causar mala impresión en los demás.  

Los adolescentes con Síndrome de Asperger pueden llegar a ser muy conscientes de sus problemas a la hora de interactuar socialmente, y esto puede provocarles cierta tendencia a la fobia social.  

¿Cómo es el lenguaje y la socialización? 

Como ya se ha mencionado anteriormente, una de las principales características de un niño con Síndrome de Asperger es la falta de socialización. Estos niños sienten deseo de poder tener amigos y adaptarse socialmente, pero tienen muchas dificultades a la hora de entablar una conversación. 

En lo relativo al lenguaje, sus habilidades suelen ser normales, pero tienen algunas diferencias en la prosodia, es decir, el volumen de la voz, el ritmo o la entonación entre otros muchos. Además, a la hora de entablar una conversación sus habilidades fallan ya que tienen dificultades para esperar turno, y se centran simplemente en sus propios intereses. Cabe destacar que no suelen entender los dobles sentidos, ya que son muy literales. 

¿Cómo trabajar habilidades sociales en niños con Asperger

Las habilidades sociales en niños con Asperger es importante trabajarlas dirigiendo su aprendizaje social y emocional, de tal manera, que se trabajen áreas como la resolución de conflictos, el control de estrés y ansiedad o habilidades de conversación entre otros. Por ello algunas ideas para poder mejorar sus habilidades sociales son: 

  • Potenciar el saludo y la despedida, ya que es importante crear una rutina para que el niño se acostumbre a saludar y despedirse tanto de manera verbal como gestual. De esta manera irá aumentando el contacto con las personas. 
  • Crear un panel visual con las normas de casa, donde se muestren las rutinas sociales del niño y como tiene que llevarlas a cabo.  
  • Generar situaciones que favorezcan la socialización del niño con sus iguales y realizar actividades que le motiven.  
  • Practicar algún deporte, ya que ayuda a mejorar el estrés y mejora su actividad motora, así como, propicia la interacción con otro entorno diferente al suyo. 
  • Actuar como mediador en las relaciones interpersonales que se establezcan en el parque o en cualquier otro lugar, dejando al niño libre a la hora de interactuar con sus iguales. El papel de los padres debe ser de guía, explicando siempre como hay que hacer las cosas y redirigiendo las conductas inadecuadas. 
  • Emplear el Role-playing para recrear ciertas situaciones, ya que así el niño aprende a actuar en distintas ocasiones. 
  • Exponer al niño a diversos contextos que impliquen normas de comportamiento diferentes, de tal manera, que va a aprender a comportarse en cualquier sitio.  
  • La musicoterapia, ya que ayuda a mejorar la comunicación.  
  • Proporcionarle juguetes que faciliten la interacción social, evitando tablet o videojuegos durante largos períodos de tiempo.  

Artículo escrito por

María Dolores Urbano Área 44

María Dolores Urbano

Maestra y Psicopedagóga

Lola Urbano lleva a cabo tareas de apoyo psicopedagógica y apoyo escolar en Área 44.

Leave a comment