¿Qué es la procrastinación? 

Hablamos de procrastinación cuando nos referimos al hábito que construimos nosotros mismos para retrasar determinadas acciones o sustituir esa acciones por otras más agradables o relevantes para nosotros 

Entendemos que aquellas tareas que queremos posponer o sustituir son siempre menos placenteras o son aquellas que no nos divierten. 

La procrastinación la hemos vivido todos en algún momento de nuestra vida, y en muchas ocasiones tenemos que lidiar duramente con ello.  

¿Qué causa la procrastinación?  

Para comenzar a solucionar la procrastinación, primero debemos saber de dónde viene y cómo se genera. A continuación te damos algunas pistas de las posibles causas que generan la procrastinación: 

  • Pereza. Mediante la pereza generamos múltiples excusas para posponer la actividad que tenemos que realizar. 
  • Indecisión. Desarrollamos muchas dudas sobre como realizar la tarea que nos hemos propuesto, lo que hace que la pospongamos o directamente no la realicemos. 
  • Falta de energía. Con esta idea aplazamos las actividades para otras ocasiones donde nos encontremos más enérgicos y motivados. Posponemos la actividad para otro momento y al final terminamos estando cansados para realizarla. 
  • Miedo. Algunas actividades nuevas a las que nos enfrentamos nos colocan en una situación de miedo porque no dominamos la situación a la que nos vamos a enfrentar. Es por ese miedo que vamos desplazando la actividad y así no enfrentarnos a ella.
  • Organización del tiempo deficiente.  

Las causas que acabamos de nombrar suelen ser las más comunes, pero existen otras más personales que también desarrollan procrastinación. Por ello, es tan importante detectar estos patrones a los cuales no sabemos darles una clara solución y acudir a un profesional de la psicología.  

¿Cómo actúa la procrastinación?  

La procrastinación es la diferencia entre la intención que tenemos por hacer algo y lo que de verdad hacemos.  

La procrastinación es algo con lo que convivimos, pero no es ninguna broma.  

Podemos observar muchas consecuencias de ello como notas bajas en la escuela, desempleo, estrés, problemas de salud tanto físicos como mentales. 

La decisión de hacer algo ahora o dejarlo para más tarde resulta de una batalla interna de motivaciones. El autocontrol nos hace hacer cosas desagradables en el momento de su desarrollo pero que serán beneficiosas para nosotros en un futuro, la procrastinación, en cambio, nos hace hacer cosas agradables de forma inmediata para evitar ese malestar de hacer algo que no nos gusta.  

La personalidad y la influencia de las emociones son un factor determinante, aunque limitado.

Dejar de procrastinar

¿Qué hacer para evitar la procrastinación?  

Vencer la procrastinación es una habilidad que se puede aprender. La forma de superarla es ser consciente de nuestros propios conocimientos para identificar cuándo procrastinamos y cuándo no, y entonces qué medidas tomar.  

Algunas de las cosas que podemos hacer para evitar procrastinar son: 

Artículo escrito por

Mónica Jiménez Área 44

Mónica Álvarez

Maestra especialista en dificultades de aprendizaje

Mónica Álvarez es Maestra especialista en Dificultades de Aprendizaje. Lleva a cabo su actividad en el campo de Apoyo Escolar Especializado.

Leave a comment