¿Qué es la memoria de trabajo o memoria operativa? 

La memoria de trabajo, llamada también memoria operativa, es aquella que interviene en procesos cognitivos complejos y la encargada de manipular de manera temporal la información.  

Dicha memoria no almacena no contiene información, simplemente la mantiene y transforma durante un tiempo limitado mientras se realizan procesos más complejos. 

La memoria de trabajo lleva a cabo funciones como el razonamiento, comprensión del lenguaje, toma de decisiones y resolución de problemas, entre otros, que permite llevar a cabo tareas cognitivas, ser conscientes del proceso y reflexionar sobre lo que se está haciendo.  

Esta memoria nos permite participar y ejecutar de manera correcta todo tipo de procesos, además siempre puede ser estimulada, trabajada y entrenada para su mejor rendimiento gracias a la plasticidad cerebral. 

Tipos de memoria de trabajo 

Nuestra memoria está constituida por información de palabras, ideas, imágenes, sensaciones espaciales y audiovisuales. Existen dos tipos de memoria de trabajo: 

La memoria verbal, importante y necesaria para la comprensión y producción del lenguaje, asociada al área de Wernicke y Broca del cerebro. 

La memoria visual, relacionada con el procesamiento de la información sobre el espacio que nos rodea. Gracias a este tipo de memoria, somos capaces de procesar información y situarnos de manera visual en el entorno. 

La memoria de trabajo está constituida por diversos procesos cognitivos que nos permiten llevar a cabo numerosas tareas. 

  •  Codificación: proceso en el cual la información se dispone para ser almacenada. 
  • Almacenamiento: proceso en el que la información se ordena, categoriza y clasifica. 
  • Mantenimiento: capacidad de mantener la atención durante un determinado tiempo sobre cierta información. 
  • Manipulación: manera en la que nuestros cerebros manipulan la información que le llega. 
  • Evocación: proceso en el que se recupera la información que ha sido almacenada con anterioridad. 

 Componentes memoria de trabajo: 

Existe un modelo sobre la memoria de trabajo que propone la existencia de cuatro componentes: 

Ejecutivo central.  

Componente que se caracteriza por la realización de dos funciones: la asignación de recursos atencionales a los demás componentes del sistema y realización de ajustes necesarios a partir de las demandas del entorno. El fin último de este componente es aquel de utilizar la información mantenida y manipulada por otros procesos para dirigirla a la resolución de problemas, controlado de manera activa. 

Bucle fonológico. 

Se trata de un componente cuyo objetivo es aquel de mantener activa y manipular la información verbal durante un tiempo prolongado, a partir del repaso articulatorio de la misma. Todo esto es posible gracias a la existencia de dos subcomponentes: un almacén fonológico de carácter pasivo y el proceso motor de repetición articulatorio. 

Agenda visoespacial. 

Este componente tiene una función parecida al bucle fonológico, siendo crítico en la retención de la información de los objetos espaciales. Al igual también que el componente anterior, podemos diferenciar dos subcomponentes: uno de carácter más pasivo y otro motor. 

Buffer episódico. 

Este componente tiene como fin último actuar como nexo de unión entre la información que procede de distintos sistemas para relacionarla con la memoria a largo plazo. 

Actividades para estimular la memoria de trabajo en niños 

Para lograr un correcto aprendizaje en los niños y niñas es fundamental la memoria de trabajo, ya que a partir de ésta desarrollarán una mayor competencia comunicativa y mejor capacidad para interpretar el lenguaje según en el contexto en el que se encuentren. 

Es por ello que se convierte en vital importancia potenciar estas capacidades desde edades tempranas de manera continuada. 

A continuación, ofrecemos distintas actividades para poder estimular esta memoria durante la infancia. 

Juego de la lista de la compra. 

Dicho juego consiste en realizar una enumeración de manera secuenciada de una lista de alimentos o productos que se puedan comprar en una tienda de supermercado. El primer jugador comenzará una frase en la que se diga “Yo voy a comprar en el supermercado…” añadiendo un producto al final, el siguiente jugador tendrá que repetir la frase del jugador anterior y añadir un nuevo producto.  

En cada partida se irá añadiendo un producto y el juego finalizará cuando uno de los jugadores se equivoque, olvide o no recuerde la secuencia de alimentos o productos que se hayan dicho. 

Este juego es ideal para trabajar la memoria de trabajo y también para estimular la atención. Además, es un juego que no requiere ningún material para jugar. Por otro lado, la temática del juego puede variar tanto como se desee, escogiendo distintos elementos que se quieran enumerar

 

 

Juego de las parejas de cartas. 

Actividad para trabajar memoria de trabajo y al mismo tiempo la memoria visoespacial. Consiste en encontrar pares de cartas que contengan la misma figura o dibujo de entre una serie de cartas colocadas dadas la vuelva. Previamente a comenzar a jugar, para estimular la memoria de trabajo se colocarán todas las cartas boca arriba y daremos un breve tiempo para su observación, seguidamente se voltearán todas las cartas para comenzar.  

Por turnos, cada jugador tendrá que ir volteando dos cartas para encontrar su pareja. El juego terminará cuando todas las cartas se hayan emparejado, ganando el jugador que más parejas haya conseguido. 

Narración de historias

Actividad muy sencilla de llevar a cabo y de la que puede disfrutar toda la familia. Si a estas narraciones orales incluimos en la actividad el tener que inventar e incluir factores sorpresa se convertirá en un juego en el que mediante el disfrute los niños y niñas estarán estimulando su memoria de trabajo, además de su imaginación y creatividad. 

La actividad consistiría en narrar cuentos tradicionales o conocidos por los niños y tener que crear un final para cada cuento. Cada semana se inventará y relatará un nuevo final para dicho cuento, teniendo también que añadir un nuevo título para esa narración de acuerdo al final que se haya creado. Al cabo de un corto tiempo, sería interesante, reunirse para rememorar todas las nuevas versiones del cuento que se han ido creando a lo largo de las semanas. 

Mejorar la memoria de trabajo en jóvenes y adultos 

Entrenar y estimular la memoria de trabajo no tiene porqué ser solo un objetivo para los más pequeños, sino que también puede ser trabajada en personas adultas. A continuación, se muestran distintos tipos de actividades para mejorar dicha memoria en jóvenes y adultos. 

Una de las actividades, es aquella de entrenar la memoria visual, a partir de juegos que requieran el uso de esta memoria. Como pueden ser el juego de cartas en el que se tienen que encontrar los pares que sean iguales, buscar dentro de una imagen o dibujo determinados detalles, repetir matrículas de vehículos, etc. Todo tipo de actividad que requiera una atención en lo visual y posteriormente tener que memorizar y recodar diferentes detalles. 

Otra buena manera de trabajar la memoria de trabajo es aquella de dividir la información en partes más pequeñas, ya que de este modo resulta más fácil su procesamiento y almacenamiento. Esto es debido a que resulta más sencillo recordar grupos de elementos más pequeños que aquellos con más cantidad de información. Además, la división de la información favorecerá su comprensión y recuerdo, incluso después de un tiempo. 

 

Crear rutinas es otra actividad que ayuda a mejorar la memoria de trabajo. Ya que el tener que recordar todas las tareas y actividades que se tienen que llevar a cabo a lo largo de un día o semana y su organización para su puesta en práctica permite estimular dicha memoria. 

 

Por último, la estimulación de la memoria de trabajo acompañado de la práctica de un deporte resulta muy beneficioso, ya que el ejercicio físico interviene en el estado de ánimo, liberando tensiones, reduciendo el estrés y favoreciendo el sueño, por lo que todo ello acaba influyendo a su vez de manera positiva en la memoria y en distintas competencias cognitivas. 

Artículo escrito por

Blanca Rivas Área 44 Servicios Educativos

Blanca Rivas

PEDAGÓGA Y MAESTRA

Blanca Rivas lleva a cabo funciones de Psicopedagogía y Apoyo Escolar Especializado en Área 44

Si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales:

Leave a comment