Las técnicas proyectivas

Las técnicas proyectivas

Explorando emociones, deseos, necesidades y carencias. 

Artículo escrito por Paula Pompa

Las técnicas proyectivas constituyen un instrumento clínico que se utiliza para conocer diferentes aspectos sobre la personalidad de la persona evaluada. Se han utilizado, frecuentemente, en el campo de la psicología, y nos permiten comprender el modo de pensar de una persona, así como las motivaciones de su conducta. 

En un principio fueron desarrolladas para analizar el mundo inconsciente de la persona evaluada pero, cada vez más, se utilizan para valorar el mundo cognitivo.

Características de las técnicas proyectivas

 Algunas de las características de las técnicas proyectivas son:

  • Logran adentrarse en la personalidad individual del sujeto que las observa.
  • No pretenden ser una herramienta para evaluar una característica puntual, sino a la persona en su globalidad.
  • Las respuestas se organizan en torno a sus motivaciones, ideas, percepciones, etc., ya que la persona a la que se les están aplicando, organiza sus propias respuestas en función de su mundo interno.
  • Toda respuesta es significativa y válida, no existiendo las respuestas erróneas.
  • Cada pregunta se interpreta en su globalidad y no de forma independiente.
 

Principales tipos de técnicas proyectivas

Técnicas proyectivas estructurales:

      Estas técnicas están compuestas a partir de un material visual ambiguo en el que la persona tiene que responder qué ve en la imagen que se le presenta. El evaluado tratará de darle un significado al material no-estructurado, relacionándolo con algo de su entorno más cercano. 

Tras la interpretación de sus respuestas, observaríamos diferentes indicadores que nos guiarían acerca de determinados rasgos de la personalidad del evaluado. Esta técnica es, probablemente, la más conocidas dentro de las técnicas proyectivas.

Técnicas proyectivas temáticas:

También se basan en un estímulo visual, pero presentan a nivel lineal una temática definida y son, por lo tanto, más estructurados que las anteriores. Con este tipo de técnicas se pretende que, mediante la respuesta verbal, la persona evaluada relate qué está sucediendo en la imagen.

Dado que la imagen no es clara y la persona evaluada tiene que analizarla e interpretarla, también van a estar implicados diferentes aspectos integrados en su vida, como sus vivencias, comportamientos, memoria, recuerdos, etc.

Técnicas proyectivas expresivas o gráficas:

Estas técnicas no parten de un material visual o táctil, si no que para llevarla a cabo se le solicita al evaluado una consigna escrita o verbal y, en base a esta consigna, tiene que elaborar una respuesta.

En este tipo de técnicas no sólo se ven reflejadas sus adquisiciones evolutivas y madurativas, sino también el desarrollo de su propia percepción y rasgos de su personalidad, entre otros. 

El test de la casa, el árbol y la persona:

Un ejemplo frecuente de técnica proyectiva empleada en esta categoría es la prueba HTP (Casa, árbol, persona), de gran utilidad como complemento a una evaluación por el alto número de indicios que ofrece acerca de aspectos personales y emocionales. 

El test de la persona bajo la lluvia:

Otra de las herramientas frecuentemente empleadas es ésta. El poco tiempo necesario para su realización y la amplia información que ofrecen a esta técnica mucho valor. 

A través de ella somos capaces de valorar la percepción que tiene el evaluado sobre su entorno así como las herramientas con las que cuenta para hacerle frente. 

 

Técnicas proyectivas constructivas:

La tarea a llevar a cabo en estas técnicas consiste en estructurar y organizar en el espacio algunos elementos dados al sujeto (como por ejemplo figuras pequeñas para llevar a cabo construcciones de situaciones cotidianas).

Este tipo de técnicas son algo menos habituales que las anteriores, ya que requieren mucho tiempo y medios, y además, la interpretación  global toda la información que se obtiene puede no ofrecer datos relevantes y dejar muchas dudas.

Técnicas proyectivas asociativas:

En este caso se le presentan al evaluado, de forma verbal o escrita, una serie de palabras ante las que debe manifestar verbalmente lo primero que se le pasa por la cabeza al recibir ese estímulo. Así, asocia cada estímulo a una palabra. Dentro de este tipo de técnicas proyectivas podemos utilizar distintas formas, como dar una palabra y asociar, completar una frase, completar cuentos, etc.

Si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *