El Síndrome de Klinfelter y las Dificultades de Aprendizaje

En esta entrada Alicia Rodríguez nos cuenta las relaciones existentes entre el Síndrome de Klinefelter y las Dificultades de Aprendizaje. 

¿Qué es el Síndrome de Klinefelter? 

El síndrome de Klinefelter se trata de un trastorno genético que afecta únicamente al género masculino. Este síndrome, también llamado síndrome XXY, suele pasar desapercibido en niños y puede no diagnosticarse hasta la adultez. 

En la mayoría de los casos, los niños que presentan este síndrome pueden llevar una vida totalmente normal, sin embargo, en casos en los que sí se presentan síntomas que perjudican el desarrollo del niño, existen tratamientos médicos y trabajos terapéuticos muy eficaces que ayudan a reducir los efectos del síndrome. 

Evolución de signos y síntomas en el  Síndrome de Klinefelter. 

El síndrome de Klinefelter se caracteriza por una menor producción de testosterona, lo que implica un desarrollo anómalo de los carácteres masculinos y que afecta directamente a otros carácteres del desarrollo implicados en el aprendizaje.  

Los síntomas de este síndrome varían mucho entre personas y según la edad.  

En bebés, algunos de los síntomas más relevantes son:  

  • Debilidad muscular.  
  • Desarrollo motor lento, lo que implica un retraso en la adquisición de la habilidad para gatear o caminar.  
  • Retraso en el habla.  

En niños y en adolescentes los síntomas que se presentan son los siguientes:  

  • Retraso o ausencia de la pubertad. 
  • Bajos niveles de energía.  
  • Tendencia a la timidez y alta sensibilidad.   
  • Dificultad a la hora de socializar o expresar sentimientos y pensamientos.  
  • Problemas con la lectura, las matemáticas, la escritura o la ortografía. 

En la adultez, los síntomas más relevantes son aquellos relacionados con el desarrollo corporal y de los caracteres sexuales. 

Dificultades de aprendizaje en el Síndrome de Klinefelter. 

Los niños con este síndrome pueden presentar distintas dificultades del aprendizaje: 

  • Dificultades para prestar atención 
  • Problemas de lectura, escritura y ortografía.  
  • Disminución de autoestima y seguridad debido a sus diferencias y capacidades físicas, que afecta a su rendimiento educativo.  

En estos casos los tratamientos que suelen llevarse a cabo son la terapia ocupacional y la terapia del habla, para ayudarles a mejorar el habla, la lectura y la escritura.  

En estos niños puede presentarse un retraso del lenguaje, pudiendo comenzar a hablar entre los 18 y los 24 meses de vida. Ésto hace que a largo plazo el lenguaje quede afectado en cuestiones como la fluidez verbal, el manejo de estructuras complejas, o la recuperación de palabras.  La capacidad de búsqueda de palabras está por debajo del nivel normal, se encuentran dificultades gramaticales expresivas, un déficit en el lenguaje receptivo y una pobre alfabetización. 

Síndrome de Klinefelter y servicios de apoyo educacional.  

Cuando se recibe un diagnóstico de Síndrome de Klinefelter es importante acudir a centros de apoyo especializados para recibir apoyo y orientación.  En este tipo de centros trabajan con equipos multidisciplinares para trabajar desde la atención temprana y a lo largo de la vida cualquier dificultad que se presente en la vida de la persona afectada. 

Desde Área 44 recomendamos acudir a la Asociación Española del Síndrome de Klinefelter siempre que se necesite cualquier tipo de apoyo para una persona con este trastorno o para su familia.  

Artículo escrito por

Alicia Rodríguez Área 44

Alicia Rodríguez

PEDAGÓGA Y PSICOPEDAGÓGA

Alicia Rodríguez es Pedagoga y Psicopedagoga y realiza tareas de Intervención Psicopedagógica en Área 44

Leave a comment