Actividades para Estimular la Memoria por Edades.

En muchas ocasiones queremos, desde casa o desde el aula, aprovechar el tiempo y lograr que, además de pasarlo bien, saquemos el máximo provecho de los juegos o actividades realizadas. Blanca Rivas, en esta entrada, nos explica diferentes juegos y Actividades para Estimular la Memoria por Edades.

¿Cómo desarrollar la memoria en los niños? 

Desarrollar la memoria en los niños a través de distintas actividades y ejercicios es fundamental dado que será de gran importancia para obtener un adecuado aprendizaje a lo largo de su etapa infantil. 

No existe aprendizaje sin memoria. Cuando estimulamos la memoria en los niños estamos favoreciendo su uso en la adquisición de la escritura y el lenguaje, habilidades básicas para que puedan continuar su aprendizaje.  

Si contribuimos a ejercitar la memoria en los niños, les estaremos ayudando a mejorar tanto a nivel académico como en su día a día. 

Por ello, es de gran importancia estimular la memoria de manera continuada y beneficioso encontrar métodos que puedan ayudar a superar aquellos obstáculos que puedan influir de manera negativa en el desarrollo de la memoria en los más pequeños. 

En este artículo te mostramos diversas actividades para estimular la memoria a partir de distintos rangos de edad. 

0-2 años 

Durante esta etapa los juegos de memoria infantil se realizarán en modo estático, dado que la mayoría de niños a estas edades todavía no caminan de forma fluida. Por lo tanto, los juegos o actividades se llevarán a cabo cerca de dónde el bebé se encuentre, como puede ser en su cuna, trona para comer, etc. 

A continuación, te mostramos una de las actividades para trabajar a estas edades: 

Utilizando dos títeres (o dos juguetes distintos), asignaremos a cada títere un nombre que sea fonéticamente distinto, como puede ser: Lolo y Pipa. Se recomienda que el nombre que se le asigne a los títeres no sea superior a dos sílabas, para que el pequeño pueda recordar con mayor facilidad su nombre.  

La actividad consistirá en ir recreando un diálogo entre estos dos personajes y que sea corto. 

Será conveniente que se realice siempre en los mismos horarios para que los niños puedan incorporarlos en sus rutinas.  

El objetivo del juego es lograr que los niños vayan incorporando hechos al dialogo y vayan recordando el nombre de cada personaje. 

2-4 años 

Existen multitud de actividades que podemos utilizar con los niños para estimular su memoria y ayudar a mejorarla, al mismo tiempo que conseguimos que se diviertan. 

Estos son algunos ejemplos de actividades que podemos realizar con los niños y niñas de entre 2 a 4 años. 

Aprender letras de canciones: 

Una de las actividades beneficiosas para trabajar la memoria sería aquella de tener que memorizar letras de canciones. En estas edades la música es un recurso fantástico del cual los niños disfrutan mucho a través de ella. Por ello, para agilizar su memoria se propone que se aprendan las letras de sus canciones favoritas. A partir de la repetición de sus estribillos o distintas estrofas lograrán memorizar gran parte de las canciones.  

Recordar distintas formas: 

Un buen ejercicio para trabajar con ellos la memoria sería el de jugar a dibujar en folios distintas formas geométricas para estimular su memoria fotográfica. El juego consistirá en mostrarles una de las formas geométricas durante al menos tres minutos para que las observe. Cuando finalice ese tiempo, daremos la vuela al folio y ellos deberán contarnos todos los detalles que recuerden de esa figura. También podemos añadir fotografías de objetos que representen distintas formas geométricas. 

Contar cuentos: 

Sabemos lo mucho que disfrutan los pequeños en los momentos de leer cuentos, por ello utilizar los cuentos para trabajar la memoria es una fantástica idea. Una vez les hayamos leído un cuento podemos proponerles que nos cuenten lo que han entendido, qué ideas y conclusiones han sacado.  Además, una forma de trabajar también la creatividad al mismo tiempo que la memoria sería proponerles que inventasen nuevos finales a estos cuentos. 

4-6 años 

Al igual que en el resto de las edades, a durante esta etapa se proponen las siguientes actividades: 

Repetir patrones de colores: 

Un ejercicio ideal para trabajar la memoria visual a estas edades consistiría en mostrar a los niños unos patrones de colores sobre una cuadrícula. En cada cuadricula se disponen varios cuadrados coloreados en distintos colores. En la parte superior de una hoja colocaríamos estas cuadrículas con los patrones y en la parte inferior las mismas cuadrículas, pero sin los cuadrados coloreados. 

El ejercicio consiste en dejar al niño que observe los patrones para posteriormente doblar la hoja y que tenga que reproducir cada cuadricula observada. 

Memorizar palabras: 

Este ejercicio conviene que lo realicen los niños a partir de los cinco-seis años, cuando ya sepan leer. Con una dinámica parecida al ejercicio anterior, en este caso se ofrecerá una pequeña lista de palabras que tendrán que leer y memorizar, cerrar los ojos y recitar las palabras de la lista en voz alta. 

Una variante de este ejercicio que se puede llevar a cabo para realizarlo con niños de menor edad que todavía no sepan leer es realizarlo con imágenes y a partir de su visualización y memorización tener que recitarlas. 

Este ejercicio es beneficioso para estimular la memoria inmediata. Además, este tipo de memoria se relaciona frecuentemente con las funciones de percepción y atención, muy necesarias de ejercitar en los niños a estas edades. 

6-12 años 

Memorizar una imagen. 

Un ejercicio para estimular adecuadamente la memoria en los niños de estas edades puede ser aquel en el que tengan que memorizar una imagen que contenga diferentes detalles. Como, por ejemplo, mostrar una escena familiar como puede ser una familia en su salón jugando a algún juego juntos. Durante unos minutos le dejaremos que observen la imagen e intenten memorizar todos los detalles que puedan. 

Al cabo de un tiempo, se comenzará a realizar preguntas sobre detalles que presenta la imagen. La dificultad del ejercicio podrá variar según las preguntas planteadas.  

Memorizar parejas. 

Otro buen ejercicio sería aquel de tener que memorizar parejas. En este ejercicio se trata de presentar una serie de parejas. En Cada pareja habrá una silueta  (dibujada o bien ya impresa) y existirán dos elementos que tendrán la misma forma, pero distinto color. Por ejemplo, dos tortugas, una de color verde y otra de color azul. Una vez hayamos mostrado todas las parejas, pediremos al niño que las observe he intente memorizar todas las que pueda. Al cabo de un tiempo retiremos todas las parejas y a continuación se tendrán que volver a emparejar todas las parejas de tortugas según los colores que se mostraron al principio. 

Adolescentes 

A continuación, se ofrecen unos ejercicios para estimular la memoria dirigido a los adolescentes junto con juegos de mente y lógica.  

Recordar palabras. 

El siguiente ejercicio está dirigido para estimular la memoria a corto plazo. La actividad consistirá en tener que leer durante un minuto aproximadamente una lista de palabras para posteriormente intentar evocar todas las palabras posibles que recuerde. Sin poder volver a observar la lista de palabras, al cabo de unos diez minutos transcurridos volveremos a pedir que repita las palabras y después a los veinte minutos. 

Palabras encadenadas. 

Un juego muy conocido por muchos, nos ayudará a mejorar tanto la memoria verbal, la velocidad de procesamiento y la recuperación de información al jugar a este juego. La actividad debe realizarse en grupo, el primer jugador dirá una palabra y el siguiente jugador deberá evocar una palabra que tenga que empezar con la última sílaba de la palabra que haya citado el jugador anterior. Si se desea añadir dificultad al juego se podrá añadir la norma de no poder repetir las palabras que ya se han dicho. 

Juego elige un tema. 

Para jugar a este juego es necesario también la participación de varios jugadores. Lo primero que hay que hacer para llevar a cabo este ejercicio será escoger un tema entre los jugadores, como puede ser “prendas de vestir”. Los participantes tendrán que, jugando por turnos, ir nombrando prendas de ropa que empiecen por las letras del abecedario, empezando nombrando prendas que empiecen por la A e intentar llegar a nombrar una palabra que comience por la Z. 

Por ejemplo: 

  • Jugador 1 (A): Abrigo 
  • Jugador 2 (B): Bufanda 

Adultos y edad avanzada 

Muchas de las actividades propuestas en los apartados anteriores servirían a los adultos para potenciar y estimular su memoria. 

A continuación, se mostrarán unos ejemplos de actividades para trabajar la memoria dirigido a los adultos y personas en edad avanzada. 

Una actividad fácil y rápida de realizar sería aquella se tener que completar refranes. Como, por ejemplo: 

  • “A quién madruga… ______________________________________________” 
  • “De tal palo…____________________________________________________” 
  • “Al mal tiempo…_________________________________________________” 
  • “Dime con quién andas…__________________________________________” 
  • “A buen entendedor…_____________________________________________” 

 

Actividades como realizar sopas de letras, crucigramas, resolver laberintos, realizar problemas matemáticos, ordenar cronológicamente distintos hechos, de una lista de palabras en las que faltan letras completar cada palabra, buscar de una lista de palabras otras que signifiquen lo contrario. Estas actividades y muchas más puede servir de gran ayuda para trabajar nuestra memoria. 

Artículo escrito por

Blanca Rivas Área 44 Servicios Educativos

Blanca Rivas

MAESTRA Y PSICOPEDAGOGA

Blanca Rivas lleva a cabo funciones de Psicopedagogía y Apoyo Escolar Especializado en Área 44

Leave a comment