En esta entrada te contamos la relación entre el Síndrome de Sotos y Dificultades de Aprendizaje. 

Qué es el síndrome de Sotos

¿Qué es el Síndrome de Sotos? 

El síndrome de Sotos es una enfermedad de carácter genético cuyas principales características son un crecimiento intrauterino, o después del nacimiento, excesivo, sobre todo de los huesos, las manos y los pies, así como también unos rasgos faciales muy característicos. Además, las personas afectadas con este síndrome cuentan con distintas adversidades, sobre todo en la primera infancia, tales como como retraso del desarrollo psicomotor, social y cognitivo. 

¿Cuáles son las Causas del Síndrome de Sotos? 

A pesar de que las causas exactas de este síndrome son aún desconocidas, podemos decir que su origen es genético, es decir, se hereda. Las teorías actuales afirman que el problema genético que causa este síndrome se trata de una mutación de un gen específico del cromosoma 5. 

La importancia del Diagnóstico diferencial en el Síndrome de Sotos 

A la hora de diagnosticar el Síndrome de Sotos, es muy importante realizar un diagnóstico diferencial para asegurar que se trata, efectivamente, de este trastorno y no confundirlo con otros que cuentan con características similares, como el síndrome de la X frágil o el síndrome Marfan.  

Aunque no existen pruebas específicas para diagnosticar este síndrome, la técnica más utilizada es la observación, sobre todo de los rasgos físicos de la persona (macrocefalia, rostro estrecho o mentón grande, entre otras). Por otro lado, también pueden usarse rayos X para conocer la madurez de los huesos, mediciones hormonales y estudios cromosómicos. 

Síndrome de Sotos y Dificultades de Aprendizaje 

La mayoría de las personas con Síndrome de Sotos presentan dificultades del aprendizaje ya que casi siempre está presente un retraso en las adquisiciones del desarrollo en todas sus áreas, como el desarrollo psicomotor, el desarrollo del lenguaje, etc. Además de este retraso en las adquisiciones de las áreas del desarrollo, en muchos casos también podemos encontrarnos con cierto grado de retraso cognitivo que afecta directamente a la capacidad de aprendizaje de la persona

Dentro de este síndrome podemos encontrar 2 tipos de características:

Características cognitivas del Síndrome de Sotos. 

La mayoría de las personas con Síndrome de Sotos presentan cierto grado de retraso cognitivo, aunque éste es muy variable, ya que la capacidad intelectual en estas personas puede variar en un amplio espectro de cociente intelectual (entre 20 y 120). Ésto significa que, aunque muchas personas con Síndrome de Sotos pueden sufrir de discapacidad intelectual, hay casos en los que la capacidad cognitiva no está afectada. 

Por otra parte, las mayores dificultades cognitivas en estas personas las encontramos en la memoria a corto plazo, la escritura, y en el procesamiento verbal. 

Características Psicomotoras del Síndrome de Sotos 

Como ya se ha comentado en los apartados anteriores, también podemos apreciar retraso en el desarrollo psicomotor. En algunos casos este retraso se debe a la hipotonía (reducción del tono muscular), que perjudica el desarrollo de aptitudes psicomotoras básicas como el control cefálico, la bipedestación o el agarre, entre otras. Todo esto, a su vez, dificulta el desarrollo de habilidades que permiten la autonomía y autosuficiencia de estas personas.  

A pesar de todo lo comentado, a partir de los años escolares y sobre todo al llegar a la adolescencia y a la edad adulta, encontramos un mejor desarrollo de las habilidades motoras finas y gruesas.  

síndrome de sotos

Lenguaje y habla en el Síndrome de Sotos 

En cuanto al lenguaje, también encontramos grandes dificultades y un gran desfase en el desarrollo de éste. El lenguaje receptivo (información que obtienen de fuera) suele estar mucho más desarrollado que el lenguaje expresivo (información que pueden expresar), mejorando éste último a lo largo de los años si ha existido un tratamiento adecuado.  

Otras características del lenguaje en el Síndrome de Sotos son:

  • Tono monótono y volumen bajo a la hora de hablar.
  • Errores en la articulación y pronunciación.
  • Omisiones de sonidos.
  • Errores a la hora de discriminar sonidos de forma auditiva.
  • Vocabulario reducido a la hora de hablar (no es tan reducido a la hora de comprender)
  • Frases con palabras muy reducidas.
  • Dificultades a la hora de coordinar los componentes de las frases, como el género o el número. 

Conducta y Síndrome de Sotos 

En cuanto al perfil conductual, estas personas se caracterizan por cierta falta de control de impulsos, presentando berrinches, rabietas, e incluso pánico ante situaciones nuevas. Distintas teorías señalan que la mayoría de estos problemas se deben a la falta de integración y socialización con sus iguales, ya que en muchos casos se reconoce que estas personas son muy afables y sociales, pero tras continuos problemas de integración, comienzan a aparecer estas conductas disruptivas.  

Artículo escrito por

Alicia Rodríguez Área 44

Alicia Rodríguez

Pedagoga y Psicopedagoga

Alicia Rodríguez es Pedagoga y Psicopedagoga y realiza tareas de Intervención Psicopedagógica en Área 44

Si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales:

Leave a comment