Dislexia

DISLEXIA

Cuando hablamos de Dislexia, lo primero que hemos de hacer es definirla de forma apropiada, pues es muy habitual encontrar esta etiqueta en niños que no cuentan con ningún rasgo disléxico. La Dislexia constituye un trastorno o dificultad del aprendizaje que afecta a la lectura y a la escritura. Para diagnosticar Dislexia hemos de descartar la presencia de alteraciones neurológicas, sensoriales (visión, audición) y ausencia de oportunidades de aprendizaje.

Prestaremos especial atención a diferentes aspectos en función de cada etapa educativa y/o edad del niño. Entre otros nos centraremos en los siguientes:

  • Educación Infantil:

    • Dificultades en el lenguaje: dificultad para adquirir vocabulario, repertorio muy escaso de palabras, pobre expresión y narración de acontecimientos…
    • Confusiones en la pronunciación de palabras que suenan parecidas.
    • Integración auditiva deficiente.
    • Mal recuerdo del nombre de objetos, personas, etc.
    • Dificultades a la hora de manejar conceptos de cantidad, aprender rimas y canciones, rutinas, atención difusa.
    • Problemas o mala asunción del esquema corporal, lateralidad, etc.
    • Y otros muchos aspectos determinantes.
  • Educación Primaria:

    • En el primer ciclo (1º y 2º de Educación Primaria) Se pueden observar algunos indicadores tales como:
      • Dificultades en la comprensión oral y escrita.
      • Pobres y/o desordanadas explicaciones sobre sucesos o acontecimientos
      • Dificultades en la comprensión de algo que se explica.
      • Dificultad para expresar emociones.
      • Además de las clásicas dificultades para aprender a leer y escribir, se observarán frecuentes cambios, omisiones, sustituciones e inversiones de letras y sílabas.
      • Algo muy característico es el gran rechazo a la lectura y las dificultades a la hora de realizar dictados, entre muchos otros aspectos.
      • Dificultades en Matemáticas: cálculo mental, uso de signos y símbolos matemáticos
      • Confusión de palabras relacionadas con conceptos de tiempo: ahora, ayer, mañana, después… Estas dificultades se extenderán también a los días de la semana, meses, estaciones, fechas, etc.
      • Buena memoria a largo plazo, pero sensiblemente por debajo de otros niños de su edad y curso en lo referente al recuerdo de datos, información esencial de la lectura.
      • Suelen ser niños despistados que pierden cosas con facilidad.
      • En ocasiones manifestará (algo más que el resto del compañeros) malestar de origen digestivo y cefaleas.
      • Puede que presente mal control de esfínteres nocturno: enuresis y/o encopresis.
      • Podrían ser esperables algunas dificultades emocionales, ansiedad, problemas de conducta, trastornos alimentarios y dicultades para dormir

A partir de 3º de Educación Primaria, además de estos aspectos, nos fijaremos en muchos otros.

Si sospechas que tu hijo cumple con características similares, no dudes en llamarnos. Te ofreceremos asesoramiento telefónico sin compromiso alguno.

¿CÓMO TRABAJAMOS EN LA DISLEXIA?

Fase diagnóstica

Es esencial realizar un proceso diagnóstico acertado y apropiado que se caracteriza por:

  • Absolutamente todo el protocolo está pensado en el niño que se está evaluando. No se puede recurrir a estándares ni aplicar el mismo protocolo a todos los niños que se evalúan por dislexia. Sería un error tremendo no centrar todo el proceso en cada niño en concreto.
  • No sólo se evaluará la escritura y la lectura, trabajaremos también áreas matemáticas, emocionales, historia clínica, rendimiento visual y auditivo, discriminación visual y auditiva, psicomotricidad, motricidad final, coordinación óculo-manual y un amplio etcétera.
  • Al finalizar la evaluación el entregaremos un informe en el que explicaremos ampliamente el proceso de evaluación, los resultados, la interpretación de los mismos, las conclusiones y, en caso que fuera necesario, un plan de intervención.

¿Cómo es nuestra intervención?

En el proceso de intervención realizaremos un trabajo específico con su hijo con el fin de entrenar todas las áreas que se hayan podido observar como deficitarias en el proceso de evaluación. Pero ésto no será suficiente de forma aislada. Además ofreceremos pautas y orientaciones que permitirán:

  • Trabajar desde el Colegio de una forma apropiada en base a lo evaluado y al proceso de intervención que se está llevando. Nuestro informe de orientaciones para el Centro va dirigido al Orientador del Colegio así como a los tutores y profesores especialistas.
  • Abrimos líneas de contacto con el Colegio y quedamos a disposición del mismo para ofrecer cuantas pautas y orientaciones sean precisas.
  • Intervención emocional a fin de trabajar su autoestima y autoconcepto, y reforzar las áreas que puedan haberse observado susceptibles de ser trabajadas.
  • Intervención familiar: esencial. Enfocada a explicar actividades, acciones, formas de trabajar en casa, etc., de cara a prolongar el trabajo reeducativo que se lleva a cabo en las sesiones y a fortalecer ciertos aspectos importantísimos emocionales y de control del estrés.

Nuestra filosofía es huir de etiquetas y tópicos. No existen dos niños con la misma dislexia, con los mismos rasgos ni con las mismas necesidades, por tanto, la individualización de la evaluación y de la intervención se antojan esenciales, y es aquí donde radica nuestro éxito y la eficacia de nuestros programas.

Llámanos y te ampliaremos información y te orientaremos acerca de si tu hijo puede presentar dislexia y de si es necesario llevar a cabo algunas sesiones de evaluación con él. Estaremos encantados de atenderte: 605.075.646 – 605.075.649. Más de 10 años de experiencia nos avalan.