ALTERNATIVAS A LA FARMACOTERAPIA EN EL TDAH

ALTERNATIVAS A LA FARMACOTERAPIA EN EL TDAH

Recientemente la revista Frontiers in Psychiatry ha publicado un artículo sobre el valor de la Neuropsicoterapia en la rehabilitación del Tratorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (si lo desea puede consultar aquí el artículo en cuestión). Muchos profesionales llevamos años poniendo en tela de juicio los diagnósticos rápidos y cada vez más numerosos de este trastorno, como ya hemos comentado en otras entradas de este blog y como comentamos siempre que atendemos a un niño o adulto por este trastorno. Si muchos de nosotros nos cuestionamos aquellos diagnósticos carentes de elementos de diagnóstico diferencial, que obvian aspectos esenciales del niño (o adulto), de su familia, de la gestión de límites y consecuencias conductuales… ¿cómo no vamos a trabajar en buscar vías de trabajo para rehabilitar a estos niños (o adultos)? Además, es sabido, y así debería ser indicado por el prescriptor, que la medicación para el TDAH no “cura”, simplemente ayuda a paliar síntomas, por tanto, es imperativamente necesario desarrollar una reeducación psicopedagógica pues de lo contrario, el niño medicado, cambiará su conducta hasta que se le retire la medicación. Si no se ha llevado a cabo ningún tipo de intervención, todo seguirá igual posteriormente. Por este motivo creemos que es esencial poder llevar a cabo intervenciones útiles con niños con este diagnóstico.

Desde hace tiempo aplicamos, entre otras líneas de tratamiento, la terapia IECA, tremendamente eficaz también para casos de personas con TDAH. La terapia se sitúa a medio camino entre las técnicas conductuales, técnicas de relajación, Mindfulness, técnicas de reestructuración cognitiva, técnicas de relación de ayuda, programación neurolinguística y Neuropsicología. Dicha terapia consta de cinco pasos: Presentación, Análisis, Integración, Contraste y Reprogramación. 

Por medio de estrategias como nuestra terapia IECA, se logra generar un impacto importante en las áreas del cerebro implicadas en este trastorno reduciendo la presencia de indicadores de conducta de TDAH observable, logrando una mayor autorregulación en la persona que la lleva a cabo y generando un importante cambio en las esferas personal, social, familiar y escolar. 

Las nuevas líneas de investigación en TDAH aseguran con un marcado rigor científico que las terapias neuropsicológicas que presentan un componente de Mindfulnes son las más prometedoras en la intervención. 

Quedamos como siempre a su disposición para cualquier duda o aspecto que desee consultar con nosotros. Estaremos encantados de poder asesorarle.

Feliz domingo a todos y feliz día universal del niño.

Si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *